Mujeres de armas tomar. Eugenia de Montijo

Personajes singulares y sus singulares historias.

Mujeres de armas tomar. Eugenia de Montijo

Notapor Lord Edward Drax Plunkett » Dom May 27, 2007 11:01 am

Acerquense a este personaje... tan cautivador... de ese nuestro siglo... el XIX en todo su esplendor...
Avatar de Usuario
Lord Edward Drax Plunkett
 

Notapor Rosario T. Palacios » Dom May 27, 2007 11:13 am

Estimado caballero, como habrá podido observar en el resto de hilos, cuando se abre uno es para añadir más datos, para extendernos sobre el tema y dar pie a una conversación. Veo que desea mostrarnos muchos autores, personajes y obras nuevas, pero ¿le importaría añadir más datos? Estaría bien que además de darnos un nombre, nos ofreciese también imágenes, un fragmento de biografía... No me lo tome a mal, es mi deber que el foro sea un lugar ordenado y cómodo para todos.
Avatar de Usuario
Rosario T. Palacios
Perfecta Anfitriona Victoriana
Perfecta Anfitriona Victoriana
 
Mensajes: 6188
Registrado: Vie May 11, 2007 9:31 am
Ubicación: La tierra con nombre de vino
Tratamiento: Doña Rosario

Notapor Lord Edward Drax Plunkett » Dom May 27, 2007 11:20 am

Imagen


Nacimiento y juventud [editar]La que fuera última emperatriz de Francia nació en Granada (España). Era hija de don Cipriano Guzmán y Portocarrero, conde de Teba y de Montijo, Grande de España, y de su esposa, doña María Manuela Kirkpatrick, de ascendencia escocesa. La hermana de Eugenia, María Francisca, se casó con el Duque de Alba y falleció en 1860.



Eugenia fue educada en París en el convento del Sacré Coeur donde recibió una educación católica. Cuando el príncipe Luis Napoléon se convirtió en presidente de la Segunda República apareció junto a su madre en los bailes que dio el príncipe-presidente en el Palacio del Elíseo.


Boda [editar]
Eugenia, Emperatriz de Francia, portando a su hijo Eugenio Luis-Napoleón, por Francisco Javier Winterhalter.Ahí fue donde conoció al futuro emperador con quien se casó el 30 de enero de 1853. Napoleón acababa de ser rechazado por la princesa Adelaida, sobrina de la reina Victoria.

En un discurso que pronunció poco antes de su boda, Napoleón dijo: "Prefiero casarme con una mujer a la que amo y respeto que con una desconocida, con la que una alianza podría tener ventajas mezcladas con sacrificios". Este comentario fue visto con cierta sarcasmo desde Gran Bretaña. Los periódicos de ese país lanzaron comentarios sobre la unión entre una aristócrata de reconocido linaje con un miembro de la familia Bonaparte.

El 16 de marzo de 1856, Eugenia dio a luz a su único hijo, Eugène Bonaparte que recibió el título de Príncipe Imperial. Gracias a su belleza y elegancia, Eugenia contribuyó de forma destacada al encanto que desprendía el régimen imperial. Su forma de vestir era alabada e imitada en toda Europa. Su interés por la vida de la reina María Antonieta expandió la moda neoclásica, estilo muy popular durante el reinado de Luis XVI.


Participación política [editar]Eugenia era una mujer educada e inteligente. Después del nacimiento de su hijo, el príncipe imperial, Eugenia decidió tomar parte activa en la política del Segundo Imperio. Ferviente católica, se opuso a la política italiana de su marido, y defendió los poderes y prerrogativas del Papa en Italia. Desempeñó la regencia del imperio en tres ocasiones: durante las campañas de Italia en 1859; durante una visita de su marido a Argelia en 1865 y en los últimos momentos del Segundo Imperio, ya en 1870.

La emperatriz Eugenia secundó las desafortunadas intervenciones exteriores del imperio:

La derrotada Invasión francesa de México que costó la vida al emperador Maximiliano I de México.
La guerra contra Prusia, que concluyó al año siguiente con la derrota de Sedán.
En 1869 la emperatriz Eugenia asistió a la inauguración del canal de Suez, construido por su pariente lejano Fernando de Lesseps. Asimismo, apoyó las investigaciones de Luis Pasteur, que acabarían en la vacuna contra la rabia.


Exilio [editar]Tras la caída del Segundo Imperio, la familia se exilió a Inglaterra. A la muerte del emperador en 1873, Eugenia se retiró a una villa en Biarritz en la que vivió alejada de los asuntos de la política francesa.

La ex emperatriz murió en julio de 1920 a los 94 años, durante una visita a su España natal. Está enterrada en la cripta imperial, al lado de su esposo y de su hijo, que falleció en África en 1879.

Fue la madrina de bautismo de la nieta de la reina Victoria, la princesa Victoria Eugenia de Battenberg, que años más tarde se convertiría en la esposa del rey Alfonso XIII
Avatar de Usuario
Lord Edward Drax Plunkett
 

Notapor Rosario T. Palacios » Dom May 27, 2007 11:21 am

Gracias :smile:
Avatar de Usuario
Rosario T. Palacios
Perfecta Anfitriona Victoriana
Perfecta Anfitriona Victoriana
 
Mensajes: 6188
Registrado: Vie May 11, 2007 9:31 am
Ubicación: La tierra con nombre de vino
Tratamiento: Doña Rosario

Notapor Charity Siddons » Dom May 27, 2007 12:57 pm

CIELOS!!!!!! que biografía más extensa! jajajaja
gracias, estimado caballero por compartir esa información con nosotros!!!! :)
Imagen

No sabrás todo lo que valgo hasta que no pueda ser, junto a ti, todo lo que soy.
Avatar de Usuario
Charity Siddons
Dama Renacentista Victoriana
Dama Renacentista Victoriana
 
Mensajes: 7288
Registrado: Dom May 13, 2007 1:12 pm
Ubicación: 21, Highgate Rise, Camden ,London
Tratamiento: Miss Siddons

Notapor Lady Lillian Malory » Dom May 27, 2007 3:25 pm

Mil gracias ilustrarnos con su cultura de esta manera :-D
Avatar de Usuario
Lady Lillian Malory
 

Notapor Carmen López y Martí » Lun May 28, 2007 7:57 pm

Y ahora le sigo yo. Personaje romántico donde los haya porque a la bendita, como a la propia Josefina, la primera esposa de Napoleón el Grande, una gitana le dijo que estaba destinada a ser testa coronada y ¡testa imperial Eugenia importa sobremanera a esta foro porque, según leí hace tiempo, ella y su gusto por el pasado, trajeron de vuelta al miriñaque como adminículo indispensable de la moda femenina de las décadas de 1850 y 1860 -ella se lo puso y el mundo la imitó, sobre todo cuando se convirtió en emperatriz de los franceses-.

Su fecha de nacimiento fue el 5 de mayo de 1826 y lo traigo a colación porque ella era una ferviente admiradora de Napoleón el Grande y de la época napoleónica, hasta el punto de creerse predestinada a su relación con Napoleón III.

No quiero hablar mal, queridos, de dama tan distinguida ni de su imperial esposo; pero es inevitable. ¿Por donde empezar?, ¡ah, si!, por su madre doña Manuela, claro. Casada muy joven con el Conde de Montijo -que le llevaba sus buenos años y que según las malas lenguas trocó la juventud y dinero de Manuela por el titulo paupérrimo, aunque de prosapia, de sus antepasados-, se quedó viuda en un santiamén teniendo que mantener un tren de vida inmantenible ya que su aristócrata marido casi se acabó sus dineros, además de haberle dado dos boquitas hermosas que alimentar y mantener. Digamos que el bueno del Montijo solo sirvió para darle el título y las suficientes relaciones sociales como para poder vivir de ellas y salir tirando un rato. Pero, como doña Manuela era mujer de armas tomar -más que la propia emperatriz de la que dicen era un pálido reflejo de la belleza materna-, vivió de esas relaciones aportadas al matrimonio mientras trataba, desesperadamente, de colocar a las hijas entre el "jet set" de la época. Eugenia era recatada, conservadora y poco carismática a pesar de su belleza, y también era un verdadero dolor de cabeza para su señora madre que no sabía qué demonios iba a hacer con una hija tan bonita pero tan sosa y poco hábil para conseguir marido -amén de tener esos aires de grandeza que la hacían desear conventirse en una Bonaparte cuando estaba fuera de sus posibilidades-. A doña Manuela le corresponde, por tanto, el dudoso placer de haber "engatusado" al "monsieur" Luis Napoleón para que se fijara en su hija Eugenia ya que el alevín de la dinastía napoleónica era un don juan redomado que gustaba de actrices, cantantes y mujeres de la farándula; además de alguna que otra aristócrata de cascos ligeros como la Castiglione, claro.

Cuando Luis Napoleón conoció a doña Manuela en sus salones de París, de inmediato se dio color con respecto a las pretensiones de ésta y cortejó galantemente a Eugenia sin ningún compromiso. Luis Napoleón, a la sazón político republicano, tenía pretensiones de seguir los pasos de su tío el insigne primer emperador de los franceses, así que Eugenia para él no podía ser otra cosa más que un divertimento de los muchos que daban color a su agitada vida sentimental; o sea, que no se tomó en serio las pretenssiones de doña Manuela y sus sosa hija Eugenia -que ya se veía en plan Josefina paseando sus miriñaques por Las Tullerías-.

Napoleoncito, una vez emperador, dejó a Eugenia de lado para pretender la blanca mano de una de las hijas de la ebúrnea Victoria de Inglaterra ya que él quería, como su augusto tío, iniciar una dinastía y necesitaba para ello a toda una princesa de sangre real. Por supuesto, en Inglaterra se le consideraba un "parvenu", un arribista con todo el bigote índigno de mezclar su sangre con la de la monarquía británica; así que, no tuvo más remedio que conformarse con la española que asimismo pretendía ser emperatriz -lo dicho: Dios los cría y ellos se juntan-. Cuando se casaron, Eugenia estaba radiante y él sencillamente resignado a su suerte. Tuvieron solo un hijo porque Eugenia pronto tuvo que acostumbrarse a los frecuentes deslices de su marido y a dormir sola en su habitación -claro que se vengaba elevando sus gastos de representación hasta límites estratosféricos pues le encantaban las joyas y los "trapos"-.

Como su marido era mal político, le dejó meter mano en muchos asuntos en los que la buena señora se dejó guiar por sus nada confiables amistades -y para muestra, la pésima decisión de secundar la idea del Imperio Méxicano mientras Napoleón imaginaba que estaba clavando una punta de lanza que iba a evitar el crecimeiento de la influencia yanqui sobre lo que a él le gustaba llamar Latinoamérica-. La vida emocional de Eugenia solo estaba sostenida por la existencia de su mimado hijo Luis Eugenio, al que llamaban "Lulú", kientras su marido se dedicaba a corretear mujeres y a propiciar una desastrosa política exterior que acabó con su imperio de opereta.

Tras el descalabro en México, le siguió la guerra contra Prusia y el exilio en Inglaterra. Más tarde, una vez viuda, el principito imperial decidió irse a Africa a combatir zulúes y allí encontró una muerte absurda mientras su madre le lloraba desconsoladamente. Vivió la década de 1880, 1890, 1900 y 1910 de un país para otro, viajando y siendo testigo de la muerte de todos aquellos que la acompañaron en sus momentos de gloria imperial. Murió en la década de 1920 transformada ya en el "fantasma" de una época ida que, en lo personal, le había dejado muchos sinsabores.

Esta fue, "a grosso modo", la vida de una mujer necia y empeñada es ser parte de la dinastía napoleónica. Y la moraleja es, queridos mías, que tengais mucho cuidado con lo que deseais y abrigais en vuestro corazón ya que, tal vez, lo que desais nos sea exactamente lo que os conviene para ser felices. :smile:
Avatar de Usuario
Carmen López y Martí
Dama Erudita Victoriana
Dama Erudita Victoriana
 
Mensajes: 2168
Registrado: Vie May 11, 2007 8:42 pm
Ubicación: México DF
Tratamiento: Doña

Notapor Lady Brandon » Mar May 29, 2007 2:52 am

gracias a ambos por los datos!! aplausmasooaodasoi

desconocía por completo la vida de esta mujer

en cuanto a lo que dice Carmen de cuidado con lo que se desea ¿no hay un dicho chino que hace referencia al tema? algo como "cuidado con lo que se desea porque puede llegar a cumplirse"
Avatar de Usuario
Lady Brandon
Dama Dilettante Victoriana
Dama Dilettante Victoriana
 
Mensajes: 3838
Registrado: Sab May 12, 2007 3:08 am
Tratamiento: Lady Brandon

Notapor Rose Bertín » Mar May 29, 2007 11:08 am

Hago una inclinación ante tal demostración de conocimiento, me fascina desde siempre la biografía de las antiguas damas y encuentro aquí tanta información que me siento pequeñita ante este universo nuevo que se me ha brindado.
Gracias queridos contertulios :cool:


Avatar de Usuario
Rose Bertín
 

Re: Mujeres de armas tomar. Eugenia de Montijo

Notapor Sarah Muhaisen » Vie Jun 25, 2010 11:23 pm

Gracias estimado caballero por su biografía sobre esta dama.He de decir que vivo en Granada, y que paso frecuentemente por la calle donde nació Eugenia de Montijo,todavía se conservan restos de su vivienda que sigue en pie aunque muy deteriorada , y hay muchos negocios en esa calle que se llaman Emperatriz.
También hay una pequeña placa que la recuerda," Aquí nació Eugenia de Montijo, Emperatriz de los Franceses".
La verdad, si esto fuera en otro sitio, seguro que en la casa se habría hecho un museo precioso, romántico, y sería visitada por miles de personas.....en fin, habría que proponerselo al alcalde de Granada, ja ja.
Avatar de Usuario
Sarah Muhaisen
 

Re: Mujeres de armas tomar. Eugenia de Montijo

Notapor Lady Evangeline Gordon » Sab Jun 26, 2010 2:46 am

Me deja extrañada, Baronesa, ¿la casa donde nació Eugenia, maltratada así? ¿Es que esta gente no tiene memoria ni respeto por el pasado? :-o :-o
¡A ver que armen comité para salvar lo que queda de la casa y hacerla museo!
Imagen

Imagen
Avatar de Usuario
Lady Evangeline Gordon
Dama Diplomática Victoriana
Dama Diplomática Victoriana
 
Mensajes: 3193
Registrado: Mar May 19, 2009 4:33 am
Ubicación: Buenos Aires, Argentina
Tratamiento: Lady Gordon

Re: Mujeres de armas tomar. Eugenia de Montijo

Notapor Catalina_Ortuzar_Padovani » Sab Jun 26, 2010 3:51 pm

Eugenia estaba enamorada de este caballero en su adolescencia...

http://i47.tinypic.com/2lkb4fc.jpg




Pepe Alcañices. duque de Sesto, el cual al final se caso con la esposa del medio hermano de Napoleon III, Sophie de morny

Pobre Eugenie, tuvo el bajon de su vida al saber a su querido Pepe mno enamorado de ella, sino de su hermana, Francisca, "Paca". Esto hizo que la pobre adolescente tratase de acabar con su vida con una mezcla de cabezas de fosforos con leche.
Última edición por Catalina_Ortuzar_Padovani el Mar Jun 29, 2010 2:15 pm, editado 1 vez en total
Avatar de Usuario
Catalina_Ortuzar_Padovani
Dama Díscola Victoriana
Dama Díscola Victoriana
 
Mensajes: 5484
Registrado: Jue Sep 20, 2007 6:12 pm
Ubicación: Av Etchevers con Alvarez.Viña del mar
Tratamiento: Signora

Re: Mujeres de armas tomar. Eugenia de Montijo

Notapor Lady Marlo Leon » Lun Jun 28, 2010 7:24 pm

Hay una canción de Concha Piquer sobre Eugenia de Montijo:

Doña María Manuela tiene dos hijas,
una se llama Eugenia y otra Francisca.
Los majos de Granada las solicitan
porque las dos son guapas y granadinas.

Pero mi señora María Manuela,
que en los casamientos tiene mucha escuela,
les dice a los majos con mucho primor,
mientras abre y cierra su abanico malva:
-Paca ha de llamarse duquesa de Alba,
y Eugenia, señora de un emperador.
Y en la cuesta de Gomérez,
que al río dormido baja,
flor y nata de donceles
a doña Manuela cantan:

Estribillo
Eugenia de Montijo,
que pena, pena,
que te vayas de España
para ser reina.
Por las lises de Francia
Granada dejas,
y las aguas del Darro
por las del Sena.
Eugenia de Montijo,
que pena, pena.

Se salió con la suya
María Manuela:
una reina es de Francia
y otra es duquesa.
Pero Paca se muere
bajo la niebla,
y Eugenia en el Versalles
se siente presa.

Y está mi señora María Manuela
hecha una pasita junto a la candela
en aquel palacio del viejo Madrid,
con su pobre vida rota en dos mitades:
París que la llena de fatalidades,
y Granada viva de luz del Genil.

Y a la cuesta de Gomérez,
que al río dormido baja,
torna sus miradas fieles
mientras su vida se apaga.
Estribillo
Avatar de Usuario
Lady Marlo Leon
Dama Anticuaria Victoriana
Dama Anticuaria Victoriana
 
Mensajes: 2298
Registrado: Vie Oct 19, 2007 6:23 pm
Tratamiento: ----

Re: Mujeres de armas tomar. Eugenia de Montijo

Notapor Rosario T. Palacios » Lun Jun 28, 2010 10:24 pm

¡¡Cierto!! Yo me la sé de memoria... es que me gusta mucho Concha Piquer :oops: ()8)
Avatar de Usuario
Rosario T. Palacios
Perfecta Anfitriona Victoriana
Perfecta Anfitriona Victoriana
 
Mensajes: 6188
Registrado: Vie May 11, 2007 9:31 am
Ubicación: La tierra con nombre de vino
Tratamiento: Doña Rosario

Re: Mujeres de armas tomar. Eugenia de Montijo

Notapor Lady Marlo Leon » Mar Jun 29, 2010 7:52 am

A mi tambien, y aunque esta canción no es de mis favoritas, en su momento me sirvio para aprender historia y geografía...por lo del Narro, la cuesta de Gomelez y demás... :lol: :lol: :lol:

No encontré un enlace para ponerla con música y que la pudieran escuchar, por eso puse únicamente la letra.
Pero seguro que alguna de ustedes es capaz de encontrar el enlace y que se pueda oír.
Última edición por Corrector Ortográfico el Mar Abr 26, 2011 11:57 am, editado 1 vez en total
Razón: Por favor, revise su ortografía antes de publicar y edite cuando sea necesario su mensaje.
Avatar de Usuario
Lady Marlo Leon
Dama Anticuaria Victoriana
Dama Anticuaria Victoriana
 
Mensajes: 2298
Registrado: Vie Oct 19, 2007 6:23 pm
Tratamiento: ----

Siguiente

Volver a SOCIEDAD

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado